El Ayuntamiento de Oviedo agrava la contaminación acústica causada por la autopista, que Fomento califica como «crítica»


Lejos de paliar sus efectos nocivos sobre la salud de los vecinos, el Ayuntamiento incrementa las emisiones sonoras de la autopista A-66a al aumentar su capacidad con un nuevo carril y un ramal de acceso.

Los efectos perniciosos de la contaminación acústica sobre la salud física y mental son ampliamente conocidos, pues no sólo han sido objeto de investigación de múltiples instituciones sanitarias sino que también son padecidos diariamente por millones de personas en España. Las fuentes emisoras de ruidos perjudiciales para la salud son numerosas y diversas, pero entre todas ellas destaca, por el volumen de población afectada, el tráfico rodado. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente[1], en el año 2010 casi diez millones de personas estaban expuestas a niveles sonoros superiores al nivel máximo de confort acústico (55 dBA) procedentes de las carreteras. Más de ocho años después de la entrada en vigor de la Ley del Ruido, el problema sigue agravándose, como lo demuestra el volumen de las quejas formuladas ante el Defensor del Pueblo[2] por ciudadanos y ciudadanas que exigen su derecho a disfrutar un ambiente adecuado a su desarrollo personal, reconocido por la Constitución Española.

En Asturias es especialmente grave la afección a la salud producida por la Autopista A-66 que, según datos del propio Ministerio de Fomento[3] provoca molestias para 44.200 personas. Pero, por su carácter crítico, el Ministerio ha estudiado con detalle los niveles de ruido generados por la A-66a, es decir, el tramo de autopista que discurre entre la Glorieta de General Elorza y el enlace de Matalablima, y los resultados son poco menos que alarmantes: casi 12.000 personas soportan niveles de ruido por encima de 55 dBA, y 2.700 superan ese nivel por la noche. Por encima de 70 dbA, que es el límite superior establecido por la Organización Mundial de la Salud (mal)viven 200 personas. Eso sin contar con los numerosos equipamientos públicos que se ven sometidos a estos inaceptables niveles de contaminación acústica, entre los que el Ministerio señala el futuro Hospital Universitario Central de Asturias (entre los 60 y 65 dBA), el Colegio Público Guillén Lafuerza (más de 180 alumnos, más de 70 dBA), el Instituto Pérez de Ayala (850 alumnos, entre 65 y 70 dBA) y el Instituto de Cerdeño (1.060, entre 60 y 65 dBA). Eso sí, el Ministerio de Fomento en su informe remata la cuestión con un párrafo tranquilizador: «Cabe destacar que este tramo de carretera ha sido cedido recientemente por el Ministerio de Fomento al Ayuntamiento de Oviedo, por lo que en el futuro las acciones encaminadas a reducir los niveles no serían competencia estatal, sino municipal».

Mapa de Ruido del Barrio de Ventanielles (Ministerio de Fomento, 2006). La escala va desde >55 dBA (amarillo) hasta >75 dBA (morado)


[1] Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (2011), Perfil ambiental de España 2010 [en línea], Madrid, 2011 [http://www.magrama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/informacion-ambiental-indicadores-ambientales/indicadores-ambientales-perfil-ambiental-de-espana/], [Consulta: 8 de noviembre de 2012]

[2] El problema alcanza tal magnitud que ha exigido la publicación por el Defensor del Pueblo de un informe específico, titulado Contaminación Acústica.

[3] Fuente: Hidalgo Otamendi, Antonio y Hernández Martín, José Alberto (2006), Mapas estratégicos de ruido de las carreteras de la Red del Estado, Principado de Asturias, Estudio Previo, [en línea] Ministerio de Fomento, Fundación CIDAUT [http://www.cedex.es/egra/DOCUMENTACION/Memoria-resumen-Asturias.pdf] [Consulta: 8 de noviembre de 2012]

Acerca de Ciudades para vivir Oviedo

15M Urbanismo Oviedo es un grupo de trabajo constituido por acuerdo de la Asamblea del Movimiento 15 de Mayo en Oviedo, cuyo objetivo es ofrecer propuestas concretas e integradas para la mejora de nuestro entorno urbano cotidiano, a partir de un análisis crítico de sus actuales limitaciones y carencias. Se organiza como un laboratorio de participación ciudadana que nace de la constatación de la importancia del diseño de las ciudades sobre nuestra calidad de vida y de la incapacidad del modelo urbano actual para responder a las nuevas demandas de la sociedad. Para crecer y alcanzar sus objetivos, el Grupo necesita de la participación activa de todas las personas concernidas por el rumbo de las aglomeraciones urbanas y dispuestas a discutir en común propuestas que contribuyan hacia su sostenibilidad.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s